Publicaciones

Grupo Usar

0e857bca2bf787247db9fabd08f85f95 Hace algunos días nos enteramos por los medios de la catástrofe ocurrida en la III Región, es por ello que el Cuerpo de Bomberos de Santiago por orden de nuestro Comandante fue movilizado el grupo USAR – Santiago, unidad especializada en búsqueda y rescate urbano. Nuestro voluntario y Ayudante del Departamento Médico Alex Barrientos Vera, fue movilizado como integrante activo del equipo, aquí un resumen de la experiencia vivida.

Fuimos citados el jueves 26 de marzo a las 5 de la mañana en dependencias del Cuartel General, donde nos realizaron exámenes médicos previo a dirigirnos hacia el Grupo 10 de la FACH ubicado en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez, luego de algunas horas nos embarcamos en un Boeing 767 de la FACH, destino Aeródromo Desierto de Atacama para luego desplazarnos por tierra y cerca de las 22 horas llegar a la ciudad de Chañaral.

En el estadio municipal se montó la Base de Operaciones USAR donde participaban equipos acreditados de Santiago, Ñuñoa, y K-SAR (búsqueda canina). A pocos instantes de llegar a Chañaral pudimos apreciar la magnitud de la catástrofe, la cuidad estaba en estado de sitio por parte de las fuerzas armadas, los Bomberos locales estaban agotados luego de cuatro días de trabajo permanente. El equipo USAR instaló su comando de incidente en el Estadio de la cuidad, donde se coordinaba las tareas de todas las unidades e instituciones que se encontraban operando en la región ONEMI, PDI, Bomberos, etc.

Un día habitual comenzaba a las 8 de la mañana donde debíamos estar formados, desayunados y equipados listos para enfrentar el trabajo del día, las tareas asignadas dependían de las coordinaciones del CCTU (Centro Coordinación Tareas USAR), en ocasiones volvíamos a la base de operaciones a almorzar y otra veces lo hacíamos donde nos encontraba el hambre, en el mismo lugar de las operaciones, ya cerca de las 19 horas volvíamos a la base para descansar, bañarse, sacarse los kilos de barro de la ropa, comer y compartir un rato con los demás compañeros que conformábamos el equipo USAR y reponer energías para enfrentar el siguiente día de trabajo.

Nuestra Base de Operaciones USAR en todo momento operaba como centro neurálgico de trabajo de comando y coordinación, los helicópteros de la Armada apoyaban en el traslado del personal USAR y los equipos necesario o trasladando los cuerpos recuperados. En lo particular participé de la primera expediciónque llego a la localidad de El Salado, el lugar estaba desolado, el pueblo literalmente dividido en dos, poblaciones arrasadas, un rio que inicialmente tenía 5 metros de lecho, ahora tenía casi 400 metros. Ya en el lugar nos dedicamos a recopilar información, establecer puntos de interés y realizar un rastreo de todos los sectores donde pasó el aluvión y luego de casi todo un día de trabajo se vieron los resultados de nuestro equipo, encontrando la primera víctima.

Al siguiente día comenzamos el rastreo en locales comerciales en el centro de la ciudad de Chañaral, el terminal de buses y el borde costero, sectores de roqueríos y playa. En promedio caminábamos unos 8 kilómetros diarios, con el barro hasta las rodillas, realizando múltiples labores de búsqueda, emergencias químicas, ayuda humanitaria entre otras.

La experiencia vivida fue muy importante, fueron 6 días de intenso trabajo y muchas emociones, personalmente aprendí mucho y también pude poner en práctica todos los conocimientos aprendidos en los cursos realizados con el CBS, mis tareas básicas eran operar conjuntamente con el equipo USAR y desarrollar mis labores como paramédico para atender a los voluntarios lesionados producto del trabajo y el esfuerzo físico, funciones similares que desarrollo en el departamento médico del CBS, espero la experiencia sea conocida por muchas personas y se motiven a ingresar a instituciones de servicio a la comunidad y por supuesto incentivar a mis compañeros para que instruyan y puedan ser parte de este gran equipo USAR, del cual orgullosamente soy parte.