Publicaciones

Ingreso de Nuevos Voluntarios

20150922 214255 Las compañías de bomberos están llenas de tradiciones que perduran en el tiempo. Una de ellas, que supone una gran importancia, es la que garantiza que una institución como Bomberos de Chile no tenga fecha de vencimiento. El ingreso de nuevos voluntarios. 

Decidí postular a la duodécima compañía a fines del mes de julio, para mi fortuna conocía a algunos voluntarios, por lo que mi integración no fue difícil. Así como yo, otros llegaron al cuartel para poder cumplir el sueño de ser bomberos.

Nuestro proceso como aspirantes comenzó formalmente un 27 de julio de este año con el curso “Misión, organización y normas bomberiles”. Éramos un grupo de desconocidos, muy distintos entre sí, incluso donde algunos no compartíamos nacionalidad. Sin embargo algo nos caracterizaba. Todos poseíamos la misma motivación para estar en ese lugar: Ser bomberos, con el  fin de ayudar sin esperar nada a cambio.

El curso de inducción se prolongó aproximadamente por dos meses, donde oficiales y voluntarios de la compañía nos entregaron los conocimientos necesarios para afrontar los desafíos de la labor bomberil, una vez que juráramos como voluntarios de la Duodécima Compañía, tales como historia del Cuerpo de Bomberos de Santiago y la propia, ventilación en incendios estructurales, comunicaciones, fuego, agua, escalas, operaciones de rescate y trauma, entre otros contenidos fundamentales para nuestra especialidad, tanto de forma teórica como práctica.

Con clases todas las semanas el curso pasó muy rápido y llegó el día del examen. Sinceramente todos estábamos muy nerviosos, sin embargo, gracias a la constancia, el esfuerzo, nuestro interés por pertenecer a la Doce, y el apoyo de sus voluntarios, pudimos todos aprobar el curso, con lo que formalmente nos convertimos en postulantes y estábamos en condiciones de ser tratados en Sesión de Compañía.

El día 22 de septiembre alrededor de las 20:00 horas, seis personas esperábamos ansiosas la resolución de la compañía, de los cuales dos ya habían pertenecido a la Duodécima, impulsados por la emoción de volver a casa, que es indescriptible. Dos de nosotros pertenecimos a otros cuerpos de bomberos con anterioridad, pero la vocación nunca se acaba y en nuestro afán de escribir una nueva historia optamos por la excelencia. Y finalmente, para dos postulantes era su primer acercamiento a la institución, con el entusiasmo característico de asistir a su primer llamado. 

Cercano a las 21:30 horas conocimos el respaldo rotundo de los miembros de la compañía. Al fin los seis pertenecíamos, con gran orgullo, a la gran familia de los Valerosos Muchachos de la Doce y juramos como tales ante nuestros Mártires, Oficiales y Voluntarios.

Iniciamos este proceso como un grupo de desconocidos que anhelaban ser bomberos, y lo terminamos como hermanos que darían la vida por el otro si fuese necesario.

20150922 214945

 

En Foto de Inquierda a Derecha:

Incorporado Sr. Carlos Aguilera Berrios
Incorporado Sr. David Nole Yanayaco
Incorporada Srta. Natalia Pino Robledo
Reincorporado Sr. Benjamín Ramos Sánchez
Reincorporado Sr. Humberto Canales González
Incorporado Sr. Benjamín Morales Suarez



 

 

 (Natalia Pino Robledo)